Con Scacchi, Argentina cerr贸 su participaci贸n en el Las Vegas Classic

Con Scacchi, Argentina cerr贸 su participaci贸n en el Las Vegas Classic

La Selecci贸n Nacional U17+, compuesta por un mix de jugadores de entre 16 y 19 a帽os, particip贸 del importante evento Las Vegas Classic, en Estados Unidos. Se trata de un torneo masivo, con m谩s de 100 equipos solo en la categor铆a U17+, y en el que participan muchas de las grandes promesas del b谩squetbol formativo de los Estados Unidos.

Del equipo nacional fue parte el alero entrerriano Juan Cruz Scacchi, del Atl茅tico Echag眉e Club. El paranaense ven铆a de ser parte del Seleccionado U16 que disput贸 el Campeonato FIBA Am茅ricas en Formosa y por su interesante tarea en el Premundial se gan贸 un lugar para el certamen en tierra norteamericana.

Argentina, por su nivel, fue emparejado en la zona con los equipos de m谩s categor铆a. En ese contexto, nuestra Selecci贸n estuvo en la Zona D, junto a Giving Back France, Oklahoma Impact y Prodigy Elite 17. En la fase de grupos, los dirigidos por Gast贸n Narbay cayeron 47-41 (con 20 puntos de Leandro Bolmaro) ante Giving Back France, vencieron 56-48 (con 20 puntos de Santiago Bruera) a Oklahoma Impact y perdieron 51-47 (con 9 puntos de Lucas Reyes) contra Prodigy Elite 17 (que gan贸 invicto el grupo).

Con esos resultados, el equipo argentino finaliz贸 segundo en la Zona D, gracias a la buena diferencia de gol. Al terminar segundo, clasific贸 al playoffs de m谩ximo nivel: Platino Elite (hab铆a otros playoffs denominados Platino, Oro Elite, Oro, Plata, Bronce, etc茅tera). En el nivel Platino Elite, los chicos argentinos cruzaron en primera ronda ante el campe贸n defensor: Seattle Rotary EYBL, un programa de la Liga Juvenil de Elite de la firma Nike.

En un partido muy parejo, como los fueron todos los jugados por nuestra selecci贸n en realidad, Argentina no pudo con el campe贸n defensor y perdi贸 58-52, pese a los 18 puntos del cordob茅s Leandro Bolmaro. Con esta derrota, se puso fin a la participaci贸n albiceleste en este certamen.

En resumen, fue una experiencia muy diferente. Un torneo distinto (desde su organizaci贸n, log铆stica, estilo de juego y reglas) a todo lo que antes hab铆an vivido los chicos argentinos. Vale se帽alar que los partidos se jugaron con dos tiempos de 16 minutos cada uno, con un estilo de juego muy f铆sico, sin reloj de 24 segundos (como se juega en los High School de Estados Unidos) y sin faltas acumuladas, entre otras diferencias reglamentarias.