“Lolo” Farabello y Pablo Jaworski dejaron sus enseñanzas

“Lolo” Farabello y Pablo Jaworski dejaron sus enseñanzas

La Selección de Entre Ríos es uno de los primeros escalones en el sueño de los jóvenes basquetbolistas de la provincia de, algún día, llegar a representar a la Provincia en un Campeonato Argentino de Mayores. Defender la camiseta más linda de todas.

Claudio Farabello y Pablo Jaworski, dos referentes históricos del básquet entrerriano, formaron parte de una charla virtual organizada por el cuerpo técnico de los Seleccionados Provinciales de Formativas con el objetivo de llevar sus experiencias a los chicos de los representativos juveniles, interiorizarse respecto de sus intervenciones en los torneos nacionales y se dieron el gusto de hacerles preguntas para despejar sus dudas.

Jaworski tiene el récord de presencias con Entre Ríos en los Campeonatos Argentino habiendo disputado 14 ediciones (4 títulos). El paranaense expresó que “la camiseta de entre Ríos para mí significa mucho. Todas las temporadas estaba muy pendiente de lo que iba pasar en el receso esperando que me llamen para jugar a la Selección. Lo consideraba un orgullo y a lo que siempre apuntaba a jugar en los recesos”.

El armador, que logró el último título en Concordia 2013 siendo el capitán, agregó: “Lo que Entre Ríos ha tenido a lo largo de los años es que se forma un grupo de amigos y eso hace que sea mucho más llevadero lo que es la preparación para el Campeonato. Después teniendo los jugadores del nivel que teníamos en su momento, ‘Lolo’ incluido, era un verdadero placer integrar esos planteles”.

En tanto, el oriundo de Colón cuenta en sus vitrinas con cinco títulos como jugador (Paraná 1989, Neuquén – Rio Negro 1999, Paraná 2002, Sunchales 2003 y Misiones 2005) y otro como asistente del cuerpo técnico de Martín Amden (Concordia 2013). “Entre las categorías formativas, los de Mayores y como asistente técnico, fui a 16 campeonatos argentinos. Tuve la suerte de estar en diferentes partes del país y Entre Ríos siempre se caracterizó por ser un equipo querido”, comentó Farabello.

“Entre Ríos siempre se caracterizó por tener grupo espectaculares, siempre la pasamos bien; yo no recuerdo algún hecho que haya acontecido entre los jugadores de disgusto, de peleas, o por ahí si pasó era porque queríamos ganar, nada más”, expuso “Lolo” respecto de sus experiencias con los combinados provinciales.

Sobre la capitanía del Seleccionado de Mayores que tantos años tuvo bajo su ala, Farabello comentó que “mi primer campeonato argentino fue en 1989 y ahí tenía 17 años. Jugué el del ´91 en Santiago del Estero, y cuando nos volvimos a juntar en el ´99 ya habían pasado diez años. En ese torneo yo tenía 27 y venía con años de jugar y creo que era el más viejo, salvo Daniel Ruhl o Pipi Vesco, pero allí me eligieron y enganché una racha de varios Argentinos”.

“Ser capitán de un equipo es un orgullo. Nunca fui un líder dentro de los equipos, he sido un obrero y la verdad no sé porque me eligieron como capitán pero me cayó y tuve el orgullo de levantar varias copas con ese rango”, sentenció el dos veces campeón de la Liga Nacional (Boca Juniors en la temporada 96-97 y Estudiantes de Olavarría en la campaña 1999-2000).

Por último, repasando los entrenadores que ha tenido en su estadía en el Seleccionado de Mayores, Jaworski indicó que “ser técnico de una selección de Entre Ríos es muy distinto a estar a cargo una temporada en un equipo. Es un proceso corto en el cual tenés que hacer las cosas lo más simple posible para llevar el equipo como tal, hacer todo lo más práctico posible para hacer jugar el equipo, no complicarse mucho”.

“Fui parte de un gran proceso como el de Fabio Demti; los tres años que estuvo creo que fueron muy buenos. Es un entrenador que me gusta porque hace las cosas muy simples y nos dio siempre la confianza todos los que integramos al plantel. En los últimos años también fue muy valioso el tiempo con Martín Amden por la cercanía que tengo con él y la confianza que siempre mostró en mi juego”.

La charla fue impulsada por el cuerpo técnico conformado por el entrenador Nicolás Giorello, los asistentes Gabriel Díaz y Francisco Silvestrini, y el preparador físico Nicolás Machuca. Del encuentro participó el presidente en licencia de la FBER, Carlos Álvarez, quien contó varias anécdotas de Farabello y Jaworski en los Argentinos.